Medio Ambiente

La celulosa moldeada,
un material respetuoso con el medio ambiente

Los embalajes de fibra moldeada se fabrican en gran parte a partir de papel reciclado. Esta solución alternativa, neutra en CO2 y biodegradable, permite ahorrar materias primas, reducir la contaminación atmosférica y resolver la problemática del tratamiento de residuos.

 

Contribuir a la preservación del medio ambiente

Los recursos naturales utilizados en la mayoría de los embalajes (agua, petróleo…) son recursos limitados. Es indispensable economizar estos recursos , utilizando soluciones alternativas respetuosas con el medio ambiente.

Celluloses de la Loire se compromete a desarrollar un proceso de fabricación responsable, con una solución que conjuga rendimiento y ecología y que respeta las normas medioambientales vigentes. Además de las características biológicas vinculadas a la propia naturaleza de la fibra moldeada, CDL actúa como un auténtico reciclador de papel y cartón, con un procedimiento perfectamente controlado y un impacto CO2 limitado, desde la recuperación a la entrega, pasando por todas las etapas de la producción. En total, CDL (Celluloses de la Loire) aprovecha cada año 53 000 toneladas de papel y cartón reciclado.

La celulosa es una materia completamente reciclable y biodegradable, con un ciclo de vida renovable hasta el infinito, que responde a la problemática del tratamiento de residuos.

 

Integrar el desarrollo sostenible en la estrategia marketing

El impacto medioambiental de un producto, y en particular de su embalaje, constituye en la actualidad un argumento imprescindible para el consumidor a la hora de realizar una compra. Favorecer la fibra moldeada no solo permite inscribirse en un proceso de desarrollo sostenible, sino también satisfacer las demandas de sus clientes, de acuerdo con la concienciación global del mercado.