Fibra moldeada

La fibra moldeada,
una solución de embalaje eficaz y ecológica

La fibra moldeada, tradicionalmente empleada para proteger los huevos, se extiende en la actualidad a muchas otras aplicaciones (protecciones para los sectores industrial, alimentario, vitícola, médico, etc.). Producido íntegramente a partir de materias recicladas, este material innovador suele preferirse a otras soluciones de embalaje, como el plástico o el poliestireno, por sus características mecánicas y su escaso impacto sobre el medio ambiente.

 

Las ventajas de la fibra moldeada

 

Características técnicas excepcionales

- Protección máxima

La fibra moldeada absorbe y amortigua los golpes y las vibraciones, garantizando una excelente protección al producto que cubre durante la manipulación, el transporte o el almacenaje. Esta es una de las razones por las que este material está tan difundido en el sector avícola.

Además, a la celulosa moldeada no le afectan las variaciones térmicas.

- Propiedades respirantes

Según la formulación, y gracias a los millones de microporos existentes en la materia, la celulosa moldeada garantiza una aireación y una climatización perfectas de sus productos alimenticios, así como la estanqueidad total de los productos para aplicaciones médicas Esta característica, por ejemplo, garantiza una protección óptima de las frutas, absorbiendo la humedad que se desprende en caso de variación de temperatura imprevista...

- Flexibilidad y ergonomía

Conocida por su flexibilidad, la fibra moldeada se adapta fácilmente a todos los moldeados (ver las soluciones a medida CDL). Agradable al tacto y fácil de manipular sin ruido, este material es muy apreciado por los usuarios.

Un material ecológico

Además de satisfacer las numerosas exigencias de la industria, la fibra moldeada se enmarca en un proceso 100% sostenible, en consonancia con la toma de conciencia de los consumidores en lo que atañe a su responsabilidad con el medio ambiente.

Procedente de materias renovables recicladas, como la recuperación de papel y cartón, esta solución contribuye a la preservación de los recursos forestales y al ahorro de

combustibles fósiles, con un proceso de fabricación controlado que limita considerablemente su impacto CO2.

Completamente biodegradable y reciclable, la fibra moldeada también se puede eliminar fácilmente, sin gastos adicionales para el tratamiento de residuos.

Una solución económica

Además de sus ventajas técnicas y medioambientales, las soluciones de embalaje de fibra moldeada permiten reducir costes a varios niveles.

- Reducción de la ecotasa embalaje

La celulosa moldeada está siendo favorecida por muchos países europeos, con unos impuestos sobre el embalaje hasta 10 veces menos elevados que los de los embalajes de plástico.

-Optimización de los espacios de transporte y almacenamiento

Los embalajes de fibra moldeada se pueden apilar más fácilmente que los de otros materiales. Esta ganancia de volumen permite almacenar más productos en un mismo espacio y reducir sensiblemente el número de camiones de entrega (hasta 4 veces menos que con el poliestireno PSE).

Un material personalizable, apreciado por los consumidores

- Embalajes a medida

Los materiales de fibra moldeada pueden fabricarse en formas y colores múltiples para satisfacer las exigencias del mercado, con la posibilidad de llevar publicidad directamente en el producto.

Esta personalización, propuesta por Celluloses de la Loire, proporciona una diferenciación inmediata en línea y un gran atractivo de nuestros productos para nuestros clientes finales.

- Un material apreciado

Algunos estudios europeos demuestran que los usuarios asocian la celulosa moldeada a la calidad: de cada 10 personas entrevistadas, 9 indican que si pudieran, optarían por la celulosa antes que por un material sintético. El desarrollo de los embalajes de fibra moldeada se inscribe por tanto en un planteamiento responsable global de los consumidores, que tienden cada vez más a decantarse por las materias naturales.